miércoles, 24 de febrero de 2010

Los arrecifes resisten las olas...


- ¿Lo has pensado alguna vez? Los arrecifes resisten las olas, la sal, el viento, pero se dejan modelar, cambiar de forma, con el tiempo se vuelven lisos, van perdiendo las aristas, parecen suaves…

- Diletta se apoya en él: Las olas y los arrecifes. Como el amor entre las personas. Uno se encuentra, se elige, se mete már abierto.

- Filippo le coge el rostro entre las manos: Y tú, pequeña ola, te has hecho amar.

- Se abrazan. Ella lo mira, se aprieta con fuerza a él. Y sonríe oculta entre sus brazos.

- -He esperado tanto porque tenía miedo. Sentiría tanto haber sido una idiota. No hagas que tenga razón.

- Has sido inteligente al esperarme. Y al tener miedo. Pero ahora serías idiota si no disfrutases nuestra felicidad

Cita desde : Perdona si te llamo amor (Federico Moccia)


Mi reflexión

Ya he te terminado de releer el libro, y ya son pocas las citas que me quedan por poner del mismo. Me ha dejado profundamente marcado esta cita. Ahí va mi reflexión:

El arrecife se resiste, pero en la resistencia se va haciendo distinta, va encariñándose del roce de la ola, de su suave tacto. Por otro lado el amor es riesgo, el amor elige meterse en el mar abierto como lo hace los arrecifes. Si no hay riesgo no hay amor.

El amor es apostar, es lanzarse al vacío confiando que su roce haga que el amor explote y se haga realidad. Es paciente, y se va haciendo poco a poco como las olas, la sal, el viento, modela el arrecife.

Actualmente todo esto cobra sentido en mi vida y me da que pensar. Dicen “lo importante, como para todo, es no tener prisa” ojala yo aprenda de estas palabras"



miércoles, 17 de febrero de 2010

"La creación nace de un error respecto al curso habitual de las cosas"

-Niki: “Ah, sí, te he encontrado un defecto. Eres demasiado cuadrado. Tienes que controlarlo todo. Qué se hace ahora, adónde se va, por qué. ¿por qué lo haces? ¿Por qué no quieres que se te escape nada? Eres un racionalizador de emociones. Un castigador de locuras. Un contable de las casualidades. La vida no se puede reducir a simples cálculos. Perdona, pero ¿de qué trabajas?

-Alex: Soy un creativo

-Niki: ¿Y como consigues crear nada si destruyes y sofocas cualquier imprevisto? La creación nace de un rayo, de un error respecto al curso habitual de las cosas. No hacemos nada bien hasta que dejamos de pensar en el modo de hacerlo.

-Alex: Hermoso. Te has puesto filosófica.

-Niki: No es mío. Es de William Hazlitt”.

¡PALABRAS!

“Palabras para cantar. Palabras para reír. Palabras para llorar. Palabras para vivir. Palabras para gritar. Palabras para morir”
J.A. Labordeta.