jueves, 12 de septiembre de 2013

"Los Caminantes" ¡Carlos Sisí infecta a casi toda Málaga de la mejor diversión Zombies!


Los zombies llaman a mis puertas, y vayan si lo hacen...
Después de sumergirme en el mundo del comic con The Working Dead, ( y la serie del mismo título),  del cine con títulos como Zombies Party, 28 días después, Planet Terror, Bienvenidos a Zombieland, etc..., y más recientemente La guerra Z, ahora me toca, por fín, adentrarme en el maravilloso mundo de su literatura.
El libro en cuestión, Los Caminantes", nos sumerge en un mundo de incertidumbre, de caos, de supervivencia, donde solo hay una, sobrevivir...
Horas y horas de diversión te espera si te atreves a leer este macabro libro, que continuará en libros posteriores y jugaras en un libro-juego, que, por cierto,recientemente ha sido publicado por Timunmas...

Ahora te toca a ti:
¿Sobrevivirás a su lectura?









miércoles, 7 de agosto de 2013

Pequeñas recetas para la felicidad 1



Pequeñas recetas para la felicidad según Richard Wiseman


 ¿Contar los problemas o escribirlos?


                      Normalmente cuando estamos preocupados por algo, tenemos un problema, creemos que la mejor solución es contárselo a una persona, a un familiar o amigo. Distintos estudios demuestran que escribir sobre ellos tiene mayores beneficios. “Desde la perspectiva psicológica, hablar y escribir son dos cosas distintas. Hablar, a veces, es una actividad poco estructurada, desorganizada, incluso caótica. Por el contrario escribir anima a la creación de un argumento y una estructura que ayudan a dar sentido a lo sucedido y nos dirigen a una solución.


¿Tener más nos da más felicidad?

Según los estudios, los efectos del tener pasan cuando nos habituamos a él, un coche nuevo dejara de ser atractivo al mes de uso o incluso antes. La gente más felices en cambio son aquellas que tiene una actitud de gratitud con la vida, disfrutar del paseo en coche, la brisa del mar, etc.

¿Qué es lo que hemos de recordar de nuestras vidas?

Si hay que recordar, recordar lo positivo, si es de imaginar, imaginar que consigo mis metas. En esto esta el truco.


Incorporar la escritura afectiva a tu vida

  Ya hemos hablado de los efectos beneficiosos de la escritura, ahora los vamos a poner en práctica.


Lunes: Dar gracias. Hay muchas cosas por las que dar gracias: amigos, familia, pareja, un buen trabajo, recuerdos felices del pasado, una experiencia agradable reciente, un café, te, sonrisa de un desconocido, recibimiento de una persona o familiar, oler flores. Piensa en la última semana y escribe tres de estas cosas.

Martes: Me lo pase en grande. Piensa en la mejor experiencia de tu vida. Imagínate en ella, piensas en cómo te sentías y en lo que pasaba en tu alrededor. Ahora dedica unos minutos a escribir una descripción de la experiencia y de cómo te sentías. Sólo tienes que plasmar tus pensamientos en papel.

Miercoles: Un futuro fantástico. Dedica unos momentos a escribir sobre tu vida en el futuro, que ha ido lo mejor posible. Se realista, que has trabajado duro y has alcanzado tus metas. Imagina que te has convertido en la persona que realmente quieres ser. Aunque todo esto no te acerque a los objetivos, te ayudara a sentirte bien y te hará sonreír.

Jueves: Querido…Piensa en alguien de tu vida que es muy importante para ti. Imagina que sólo tienes una oportunidad para decirle a esa persona lo que sientes. Ahora escríbele una carta breve en la que describas lo mucho que te importa y el impacto que ha tenido en tu vida.

Viernes: Revivir la situación. Piensa en los últimos siete días y toma nota de tres cosas que te hayan ido muy bien. Pueden ser cosas triviales o importantes como quieras.


Fuente: Richard Wiseman, 59 Segundos, Editorial Integral.


 

Reflexiones:  
                   Esta más que demostrado lo terapéutico de escribir. Sacar a la luz de nuestras entrañas todas esas preocupaciones, inquietudes, nos ayudan a dar a la luz y aliviar las penas que no nos dejan vivir.
Por otro lado, hay que reforzar las vivencias, escribiendo lo positivo de la vida, darnos cuenta de los afortunados que somos con cada respiro, con cada inspirar y expirar el aire que nos rodea, disfrutar del techo en donde vivimos, etc.
Recuerdo hace ya unos años, que mande una tarea en clase, y se trataba de eso mismo, escribir y ordenar por importancia las cosas más importantes que me ha pasado en mi vida, y una alumna nos dejo a todos boquiabiertos, “-lo mejor de la vida es estar vivo para poder vivirla, eso es lo más importante”. Y lo más asombroso de todo es que era una personita que no podía presumir de que a su vida le fuera todo muy bien.

Un saludo desde le corazón.







viernes, 2 de agosto de 2013

Aprender a discernir para elegir bien -3-(último)




                     Nos toca hoy ver la tercera y parte más importante, pues nos adentramos en el meollo de la cuestión, el arte de aprender a elegir bien.
Para ello hemos de recordar de entradas anteriores tenemos que tener una actitud positiva, una actitud hacia la vida para poder tomar buenas decisiones. Por otro lado hemos de ser consciente de la dificultad del tema que tratamos pues entra en juego nuestras luchas con los temores básicos, compulsividades (impedimentos psicológicos), complejos, autoestima,etc.




Discernir es un arte y una técnica, arte porque hay personas que tienen la capacidad innata de elegir y técnica porque se puede llevar una metodología para poder alcanzar nuestro propósito. Veamos pues la metodología de la elección.

El arte hecho método, la metodología de la elección

1º Establecemos las alternativas:

Lo primero que tenemos que hacer es ver las alternativas antes la que tenemos que tomar una elección. Las características de las mismas son: a) Han de ser viables, realizables, que es lo mismo, que tenemos y existen los recursos para llevarlas a cabo. B) Las alteranativas tienen que ser contrarias entre sí, no se pueden realizar simultáneamente.
¡Ojo!, si hay más de dos, hay que reducirlas a dos.

2º Análisis de los pros y contras:

Una vez puestas las alternativas hay que establecer 4 columnas, para ir colocando los pros y las contras de cada una de las dos alternativas.


3ºBuscar la que tiene más peso racional:

Hay que hacer un balance racional determinando que opción pesa más a la hora de elegirla como factible.





4ºPre-lección:

Tengo ahora que ser capaz de confirmar la opción tomada, para ello es necesario (que seguro que lo encontramos) encontrar a alguien que me pueda ayudar a confrontarme lealmente y con la realidad.

5ºConfirmación conmigo mismo, con mi propio ser.

         -¿Qué experimento?.
                        Ahora me toca ponerme en frente con mi pre-elección (visualización-Focusing, etc.). La finalidad es ponerme ante mi decisión imaginando que la estoy desarrollándola, y lo hago a través de la visualización, de captar palabras, olores, efectos, etc. La finalidad es que me observe, sienta, etc.

         -La vinculación psicológica.
                        “Una vez detectado lo que me pasa y cómo se ha originado esta sensación, tengo que analizar cuál es la relación de la pre-elección con mi parte herida y vulnerada, por una parte, o con mi compulsividades o mecanismos de defensa, por otra. De no hacerlo así estaré confundiendo básicamente mis decisiones con todo ese mundo inconsciente que me hace actuar. La decisión correcta debe estar afincada en lo más profundo mío, en el pozo de mis cualidades”
En otras palabras hemos de detectar que la pre-elección es acorde con mis cualidades, con mis carismas, con mis dones.



                     -Verificación de esa pre-elección (“verificación de ese derrotero”):

Ahora toca verificar mi pre-elección teniendo en cuenta distintas dimensiones,

*Nivel de sensibilidad: ¿Cuánto me gusta?, ¿cuánto me cuesta?, ¿cuánto soporto los inconvenientes de la decisión?
*Nivel de mi cuerpo: ¿cuánto puedo? ¿Cuánto me sobrecargo? ¿Tengo las cualidades para realizar esa decisión?
*Nivel de la voluntad: ¿lo quiero lo quiero sin presiones?, ¿sin voluntarismos? ¿Me siento libre? ¿va todo esto con las actitudes básicas frente la vida?
*Nivel de mi ser: ¿me identifica con lo más hondo mío? ¿Cómo esto se apoya en el pozo de mis cualidades?, etc.
*Nivel de la conciencia: ¿Me da paz profunda esta decisión? ¿Me deja tranquilo a la hora de mi muerte? ¿Hubiera elegido otra alternativa?, etc.
*Nivel de la vida de los demás: ¿esto trae vida a las demás personas?, etc.

Confrontación con lo elegido:
Me queda confrontarlo con alguien que me conozca y me respete, familiar, experto, etc. Por otro lado veo las implicaciones prácticas: ¿Cuáles son las exigencias, frustraciones, retribuciones a todos los niveles?




Conclusiones personales

A la hora de leer y trabajar este tema me he percatado de la dificultad que tenemos entre manos cada vez que tomamos una decisión fundamental en nuestra vida. Una elección puede llevarnos a elegir entre lo que nos queremos llevar de un supermercado, a la elección de un coche, de unos estudios, o incluso de un trabajo.
En mi humilde opinión, aquí hemos hablado de las grandes elecciones que conlleva discernimiento. Desgraciadamente en los tiempos que corren, muchas veces, tener que elegir, es un lujo del que no pueden presumir mucho. Pongamos el ejemplo de ese trabajo que explota al empleado y que paga mal, "¡pero es lo que hay y no hay más!".

Espero que les sirva lo escrito aquí y si a alguien le ha ayudado le agradezco que me lo comente.

Un fuerte saludo desde mi corazón.



 Fuente: Sacado y comentado desde el libro, "14 aprendizajes vitales" Carlos Alemany (editor)



¡PALABRAS!

“Palabras para cantar. Palabras para reír. Palabras para llorar. Palabras para vivir. Palabras para gritar. Palabras para morir”
J.A. Labordeta.