sábado, 30 de abril de 2011

El todo y la nada




El Todo y la nada marca mi vida,
Lo lleno y el vació de mi corazón.
Marca mi destino y mi alma.
No he encontrado todavía descanso en ningún hogar.

¿Cómo te atreves a darme todo y quitármelo de golpe.
Decirme que me quieres y olvidarme para siempre
Introduciéndome en tu vida y sacándome de ella sin previo aviso?.

Ya nada tiene sentido y la esperanza caduca,
El sinrazón hace de las suyas a sus anchas,
Escribiendo el libro de mi triste vida.

Sucumbiendo en el ocaso del abismo,
Me dispongo a embriagar mi fe
Con gotas vacías de sentido.

La esperanza sonó en cuentos de mi niñez,
La realidad se abre paso con ímpetu,
Solo ante todo estoy otra vez.

José A.

2 comentarios:

cerynise dijo...

La ambiguedad , parece que sea la constante siempre en nuestras vidas , ¿el todo y la nada? Hay veces que parece que se tiene todo al alcance de la mano y otras veces sin embargo parece que es difícil de controlar.

Me ha gustado mucho amigo José Antonio ,un poema muy marcado y lleno de vida , aunque con ciertas nostalgias y un velo de cierta tristeza.

Que tengas un hermoso día.

Un Abrazo grande.

José Antonio (Joanimiko) dijo...

Hola Cerynise! La alegría y la tristeza son dos caras de la misma momenda, llamada vida! Uno siempre intenta que la momeda este en el canto y buscar un cierto equilibrio... ¿punto medio, equilibrio, sabiduría?... En ello estamos mientras tanto todo o nada...
Muchas gracias!!
Esta vez te mando yo mis mejores deseos.
Otro abrazo.

¡PALABRAS!

“Palabras para cantar. Palabras para reír. Palabras para llorar. Palabras para vivir. Palabras para gritar. Palabras para morir”
J.A. Labordeta.