lunes, 30 de mayo de 2011

¡Haciendo bien lo sencillo... tal vez llegaremos --- hacer bien lo complejo...!


Como llegar a lo íntimo y sencillo a través de lo complejo

“Los antiguos, deseando ilustrar la virtud más alta por todo el imperio, primero ordenaban bien sus propios Estados. Deseando ordenar bien sus Estados, primero regulaban sus familias bien. Anhelando armonizar bien a sus familias, primero se cultivaban bien ellos mismo. Deseando cultivarse a sí mismo, primero enmendaban sus corazones. Deseando enmendar sus corazones, primero trataban de ser sinceros con sus pensamientos. Deseando ser sincero en sus pensamientos, primero extendían al máximo sus conocimientos. En esta extensión del conocimiento descansaba la investigación de las cosas.
Investigadas las cosas, el conocimiento se completaba. Completados sus conocimientos sus pensamientos eras sinceros. Sinceros sus pensamientos, sus corazones se corregían. Rectificados sus corazones, sus personas eran cultivadas. Cultivadas éstas las familias eran reguladas, sus Estados eran gobernados con rectitud. Gobernados sus Estados con rectitud, todo el imperio se hallaba tranquilo y feliz”

Cfr. Legge, Los 4 libros, Confucio .pp.2. 3.






Foto: Un buen ejemplo de familia... La familia Adam...


Reflexión: De vez en cuando me gusta retomar los textos antiguos de distintas disciplinas, filosofías y religiones. Me pareció importante este texto porque en ella se nos recuerda la importancia de formar adecuadamente a los individuos, para crear desde ahí familias y sociedades sanas.
Por supuesto, hoy parece más que nunca todo esta en contra… madres y padres estresados con trabajos explotadores (si trabajan claro), que no pueden dedicar unos minutos a sus hijos. Compañeros de trabajo que intenta escabullirse de sus responsabilidades y dárselo al capacitado y bonachón de turno (al que dice que es un líder nato por supuesto), empresarios que explotan a sus trabajadores y más si son con contrato temporal, medios de comunicación que emboban a todo osado que encienda sus pantallas, políticos que nos engatusan con discursos cada vez más sencillos y faltos de sentido, y cada vez más y más cosas faltas de calidad y de sentido humanizador…

El confucionismo marcó la vida del pueblo chino durante dos mil años, ya que todo cambia con la instauración de la república en China en el año 1912, y fue así por su exaltación del amor y la vida: “Entre el Cielo y la Tierra, tenemos lo más valioso: ¡La vida!. La primera urgencia es el alimento. Lo más importante es el ser humano y sus intereses. La suprema virtud la bondad”.
¿por qué nadie recuerda ya estos textos?... Confucio, Lao Tse, Buda, Mencio, etc…

No hay comentarios:

¡PALABRAS!

“Palabras para cantar. Palabras para reír. Palabras para llorar. Palabras para vivir. Palabras para gritar. Palabras para morir”
J.A. Labordeta.