lunes, 20 de junio de 2011

¡Uno y ahora!









El y Ella no creen en lo eterno. Nunca han buscado en el diccionario la palabra compromiso. Saben que han de vivir cada día como único, pues el mañana es un espejismo del que no se dibuja hasta que juntos lo compongan… pero eso es un deseo, no la realidad.
La realidad la vive, se aman, alma con alma, carne con carne, sudor con sudor, debilidad con debilidad, vulnerabilidad con vulnerabilidad, intimidad con intimidad, pecado con su confesor, confesor con su pecado…El y Ella no creen en lo eterno. Nunca han buscado la palabra compromiso, porque no tienen que comprometerse, porque son uno, uno en el ahora, y el compromiso solo se da en dos y en los que buscan el mañana.












Foto: Tomada en un viaje por Europa, ¿curiosa?

Dedicada a Irene: ¡Porque sus relatos eróticos me recuerdan que hay que disfrutar del presente con todos los sentidos! Gracias. Un beso desde mi hogar.

2 comentarios:

Dana Eva dijo...

Ufff me gustó mucho!
No hay compromiso si no son dos... y no hay más compromiso que dejar de ser dos, para ser uno...
Hay que darse la oportunidad de ser felices, hay que ver qué hermoso que es el mundo cuando uno está enamorado!

José Antonio (Joanimiko) dijo...

Sobre tu comentario podría decir tantas cosas. Pero voy a poner palabras sueltas que expresan mis pensamientos, a ver, enamoramiento-espejismo placentero, pasajero, no duradero, ¿puerta al amor?.
Siempre he dicho, espero enamorarme de la persona que quiero, es lo más justo. ¿por qué enamorarme de un desconocido? ¡Acaso se lo merece!??

Un fuerte beso.

¡PALABRAS!

“Palabras para cantar. Palabras para reír. Palabras para llorar. Palabras para vivir. Palabras para gritar. Palabras para morir”
J.A. Labordeta.