miércoles, 28 de abril de 2010

Reflexiones en torno a la palabra "Adiós"


"En muchas personas existe la incapacidad de soltar el pasado, vivir el presente y abrirnos al futuro. El resentimiento suele ser un síntoma alarmante de que no hemos soltado el pasado. Liberarnos del resentimiento es decir adiós a un dolor y a una pequeña venganza que nos legitimaba como víctimas y que permitía la expresión de una agresividad. Vivir el presente es haber dicho adiós al pasado, es saber que hoy es el primer día del resto de nuestro días. Es al capacidad de estar unificadamente como respuesta a aquello que nos estimula. Eric Berne solía preguntar a sus pacientes “¿dónde esta tu mente mientras tu cuerpo esta aquí?” Nuestro cuerpo es la pedagogía del presente. Nuestra mente puede vagar en nostalgias pasadas en anticipaciones del futuro y evitar el contacto real con aquello que nos constituye en el aquí y el ahora. En este contacto y en su adecuado manejo se esta jugando nuestro futuro, se está realizando nuestra persona total. Abrirnos al futuro es, como decía, haber hecho un hueco dejando aspectos de nuestra vida caducos y, de una menara realista y coherente, fiel a la salud de nuestro guión vital, poder acoger situaciones nuevas integrándolas en nuestra biografía existencial".


Fuente: Treinta palabras para la madurez de José Antonio García


Mi reflexiones:

La semana pasada me leí la reflexiones en torno a la palabra Adiós. Es la primera palabra que aparece en el libro para ser analizada. ¿por qué?. Si bien ahora mismo no puedo llegar a una conclusión cierta, si creo que es una de las palabras más utilizadas y más dolorosas (a veces) con que nos encontramos.

Decir adiós no es fácil y más si es alguna persona que queremos, o un pasado del que no queremos renunciar. Más adelante nos habla del dolor, añoranza, frustración, etc. Que nos produce muchas veces hacerlo.

Pero la vida es muy bonita, y hay que decir ¡adiós! para poder decir nuevamente ¡hola!, y es que es el hoy el que configurará nuestro futuro: ahora amigos nos estamos jugando nuestra felicidad y nuestro desarrollo como personas, por eso, si tenemos que decir algún adiós para seguir avanzando: ¡hagámoslo!.


No hay comentarios:

¡PALABRAS!

“Palabras para cantar. Palabras para reír. Palabras para llorar. Palabras para vivir. Palabras para gritar. Palabras para morir”
J.A. Labordeta.